20 millones de votantes para ganar la presidencia en 2024

Después de la consulta de Revocación de Mandato, a sacar el ábaco para la elección.

Más allá del millonario experimento y ensayo para medir el músculo de las preferencias electorales, Morena encontró una confirmación de su voto duro desde el 2018 que le dio la victoria a Andrés Manuel López Obrador, más allá del triunfalismo que se respiraba junto al acarreo de militantes y servidores públicos, la desilusión fue numérica.

Para el partido del poder los cerca de 17 millones de votos siguen siendo un dato menor a los que alcanzaron en 2021 en las elecciones intermedias y bastante lejano a los 30 millones de votos que les permitieron ganar la presidencia, pero que abren un margen entre sus números disminuidos, el abstencionismo y la oposición que desee vencer a Morena.

La numeralia de 95 millones de votos del padrón electoral y que en 2018 con apenas el 30% de los votantes inscritos le permitió a López Obrador ganar la presidencia y mayoría del Congreso, hoy que su voto duro le garantiza al menos 17 millones, aspira a que el nulo interés y la división de otros partidos le permita con un margen del 50% de la participación total, ganar nuevamente la elección.

Para cerrar las ideas, quien desee llevarse la silla en 2024 deberá, cuando menos, sumar 20 millones de votos totales, la polarización es el sello del país y en las actuales encuestas Marcelo Ebrard, Claudia Sheinbaum y Luis Donaldo Colosio rayan en un 50% de intención del voto, dividiendo entre sí unos 36 millones de votos, el resto de los candidatos el 33% y el fantasma del abstencionismo lo que queda del padrón electoral, así la sumatoria pensando en la votación.

Pablo Vázquez Rivera.