Multan con casi 400 mil pesos a dueño de predio por usarlo como tiradero clandestino

Fueron 20 toneladas de residuos en total; 3 toneladas de madera serán integradas al proceso productivo del parque ladrillero de Tlajomulco

El Gobierno de Tlajomulco de Zúñiga realizó el saneamiento de 20 toneladas de residuos acumulados en un predio ubicado en Zapote del Valle, que previamente había sido clausurado por mal manejo de desechos urbanos, y madera asegurada será aprovechada en el parque ladrillero del municipio.

Lo anterior como parte del operativo “Por Tirar Basura”, implementado por el municipio desde el pasado 20 de enero, con el objetivo detectar y sancionar a personas que incurran en la práctica ilegal de dejar o tirar residuos sólidos en lugares prohibidos.

La intervención en este predio se dio luego de recibir una denuncia ciudadana en la que se informaba que en el lugar se realizaba un mal manejo de residuos sólidos urbanos, que era prácticamente un tiradero clandestino.

El pasado 22 de febrero acudieron dependencias municipales como la Comisaría de la Policía Preventiva Municipal; la Fiscalía Ambiental; la Dirección de Inspección, Vigilancia y Responsabilidad Civil y la Dirección de Aseo Público.

José Juan Rangel Torres, encargado de despacho de la Fiscalía Ambiental de Tlajomulco, mencionó que en el predio: “Existían múltiples bolsas, residuos sólidos urbanos, residuos maderables que ya no tenían uso alguno, en tanto tendría que dársele, por parte del presunto responsable, una disposición adecuada”.

“Se le requirió, en un término de 48 horas a partir de la visita (…) que éste retirara con recursos propios sus residuos y los dispusiera con una empresa autorizada, sin embargo, nos damos cuenta que no cumplió. En ese sentido, el municipio (…) determinó intervenir el espacio para efecto de sanearlo, lo cual duró de entre 48 y 72 horas, donde se retiraron del domicilio alrededor de 20 toneladas entre residuos sólidos urbanos y residuos maderables”, informó Rangel Torres.

Al ocupante del predio se le impuso una multa de 394 mil 886.88 pesos, atendiendo a la cantidad de residuos que se encontraban en el lugar, por el impacto contaminante a los ecosistemas, la generación de fauna nociva y que, en determinado momento, podrían contaminar los mantos freáticos. Además, el desprendimiento de partículas que son arrastradas por el viento, puede representar un riesgo a la salud pública, sobre todo en el caso de personas que cuentan con comorbilidades.

Además se recuperaron alrededor de tres toneladas de madera, de las cuales se determinó darles una disposición final, en la que fueran aprovechadas en algún proceso productivo.

“Los residuos maderables son susceptibles de ser revalorizados, por lo tanto, se decidió integrarlos al proceso productivo de nuestro parque ladrillero”, concluyó José Juan Rangel.

Las dependencias involucradas seguirán realizando rondines de manera permanente en las calles del municipio para inhibir estas prácticas, y también se pone a disposición el número telefónico 3332834545, de la Comisaría, para los ciudadanos interesados en hacer reportes relacionados con este tema.